Etiquetas

La felicidad del esfuerzo recompensado ¡Enhorabuena!

El pasado viernes 31 de mayo se celebró en la Universidad Autónoma de Madrid la graduación de la primera promoción de alumnos de . Tuve la suerte de que mis alumnos me invitaran a dar un discurso durante la ceremonia, algo que hice con entusiasmo y de todo corazón.

Fue un evento muy bonito, formal, como deben ser estos actos pero al mismo tiempo lleno de frescura porque lo organizaban los estudiantes. Se respiraba un ambiente de alegría, de emoción, de fiesta, de nerviosismo y sobre todo de mucha ilusión.

Ver graduarse a esas chicas y chicos a los que has dado clase durante dos años y con los que has compartido tantas cosas provoca un sentimiento muy especial, probablemente porque. las clases de interpretación son muy distintas de otras. El número de alumnos es menor. La disciplina requiere la interacción continua entre docente y estudiante, llamar a cada cual por su nombre, tener cercanía, la corrección individual, la atención personalizada y el tratar de saber cuáles son los puntos flacos de cada persona para ayudarle a superarlos.

Tanto la simultánea como la consecutiva, conllevan una componente emocional muy importante y eso ha de tenerlo en cuenta el profesor, para evitar que los alumnos se frustren o decidan tirar la toalla cuando no están “inspirados”.

Todas estas circunstancias día a día tejen un lazo fuerte entre maestro y aprendices y precisamente el día que se gradúan te das cuenta de que te invade un cierto sentimiento de tristeza porque no vas a volver a verles. También naturalmente es un momento de satisfacción y te alegras de vayan alcanzando sus metas y del granito de arena con el que has contribuido.

Desde aquí les deseo lo mejor. Que se consoliden en su vocación de intérpretes, que disfruten de este oficio maravilloso, que nunca pierdan la curiosidad, que sean excelentes compañeros y tengan amigos de profesión, que aunque pasen muchos años sigan yendo a trabajar con el entusiasmo que suscita todo lo que nos apasiona pero por encima de todo les deseo que sean muy felices.

Anuncios